Entrevista para adrenalina360: Ariel Nahuelpan, de la albañilería al fútbol

Ariel Nahuelpan, de la albañilería al futbol

Debido a problemas económicos, el futbolista argentino tuvo que dejar las canchas para ayudar a su familia

CIUDAD DE MÉXICO, 2 de octubre.- A los 14 años Ariel Nahuelpán tuvo que dejar el futbol por problemas económicos en su casa. Se dedicó al trabajo, primero como albañil junto a su padre Juan y después en una fábrica de cobre, que sirvió como impulso para llevar dinero a su familia. Aprendió a sobreponerse a las adversidades, ocupó el tiempo en fortalecer su físico y luego volvió a las canchas para seguir su pasión por la pelota.

En sus brazos, el delantero de Pumas lleva tatuados el nombre de su hijo (Bautista) y el de su esposa (Bárbara). Sin embargo, el más vistoso de todos es un dibujo con marcianos y ojos, tan loco como su personalidad, que ha llenado de tinta su costado izquierdo.  Nahuelpán habla poco,  pero es frontal y eso ha generado el reconocimiento de los aficionados universitarios.

No me arrepiento de haber venido a Pumas”, responde a pesar de los 11 partidos en los que el cuadro de la UNAM sumó sólo derrotas (seis) y empates (cinco). “Este club es muy exigente y hay que romperse el alma en el campo. Venía de hacer un buen semestre con el Barcelona (Guayaquil), pero entiendo que en el futbol hay momentos buenos y malos.”

Una vez, durante su etapa como jugador del Coritiba de Brasil (2008-10), al argentino de 25 años se le ocurrió festejar un gol lanzándose de cabeza sobre una valla publicitaria. Desde entonces, compañeros y directivos  que se han cruzado en su carrera le apodan el Loco, un sobrenombre que no le incomoda en lo más mínimo.

Con Universidad, el oriundo de Ciudad Evita, provincia de Buenos Aires, acumula dos anotaciones en 12 fechas del torneo. “Creo que puedo dar más que eso”, reconoce el ex jugador de equipos como Nueva Chicago (Argentina), Coritiba (Brasil), Racing de Santander (España), Liga de Quito y Barcelona de Guayaquil (Ecuador).

“Cuando uno hace autocrítica sabe en qué partidos lo hace bien o mal. Las cosas no salieron como queríamos. Si fueran más positivos los resultados, creo que sería más rápido adaptarme. En lo individual me preocupa no hacer goles, pero la cosa es estar ahí para ayudar”, agregó.

Nahuelpán es muy unido a los animales, ha criado perros y aves agapornis que son familia de los loros. En su tiempo libre acostumbra a leer libros de Fontanarrosa, mide 1.90 de estatura y su apellido es de origen mapuche (pueblo indígena que se asentó en Chile y Argentina), y significa Tigre.

Del momento que le ha tocado vivir con Pumas tras su llegada al futbol mexicano, el argentino rescata la posibilidad que existe de lograr el título de la Copa MX.

“La mejoría que hemos tenido se ve reflejada en los resultados (dos victorias en fila). Este equipo tiene que ganar siempre. Tenemos que ganar el juego de Copa y después nos tocará hacerlo en la Liga, es ir paso a paso. Vamos bien y esperamos seguir de la misma forma”, así concluye el rapado atacante, mientras el cuadro dirigido por José Luis Trejo prepara su duelo por los cuartos de final de la Copa ante los rojinegros del Atlas.

Fuente: http://www.excelsior.com.mx/adrenalina/2013/10/02/921388